¿Qué se mueve en tus pestañas?

“Fue hace tres años. Recuerdo el día. Venía de cazar en la montaña. Un racimo de ciervas montunas se interpuso en mi camino.  Hice señal de silencio a mis cazadores. Cada uno divisó una presa. Puse los ojos en la hembra más grande y primorosa. Parecía una reina en el imperio boscoso. Me deslumbró su túnica de piel oscura. Tenía la majestuosidad de una estatua. Me miraba erguida, serena como una piedra, inalterable, altiva. Por un momento dudé en quitarle la vida. Era demasiado bella y poderosa. Ni en mis amigos centauros vi tanta osadía. Pensé en  acariciar aquel cuello tinto de sombras, pero me detuvo la distancia  de diosa. Decidí castigar su desafío. Lancé la flecha con mi mayor impulso. Escuché el ruido que produce una flecha en la carne horadada. Estoy segura de haber acertado. Nunca he fallado, pero mis cazadores no la encontraron.”

(Fragmento del relato ¿Qué se mueve en tus pestañas?/  Cuentos Traidores de Rubis Camacho /2010/ Mariana editores)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Fragmentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s